Comprar en línea visitas, excursiones, citypass,...
Steve Le Clech_Office de tourisme de Saint-Emilion
© Steve Le Clech_Office de tourisme de Saint-Emilion

Un día en Saint-Émilion, Pomerol y Fronsac

Clasificados como Patrimonio de la Humanidad, los paisajes vitícolas y culturales de Saint-Emilion, junto con las denominaciones vecinas de Pomerol y Fronsac, forman un conjunto excepcional de DOC y sitios históricos, que bordean una de las rutas vinícolas más míticas de Burdeos. 

Saint-Emilion, un viñedo excepcional

En la orilla derecha del río, el viñedo de Saint-Emilion cuenta con más de 900 viticultores y se caracteriza por un mosaico de terruños, parcelas y pequeñas granjas. La diversidad geológica de los suelos, predominantemente arcillosos y calizos, permite realizar mezclas magistrales y muy expresivas de variedades de uva.

Omnipresente, el Merlot, complementado por el Cabernet Franc y el Cabernet Sauvignon, da a los tintos de Saint-Emilion su finura y personalidad únicas. Esta identidad ha sido cultivada desde hace 20 años por los enólogos de la École du Vin, que ofrecen durante todo el año iniciaciones lúdicas y educativas sobre los vinos de las cuatro denominaciones: Saint-Émilion, Saint-Émilion Grand Cru, Lussac Saint-Émilion y Puisseguin Saint-Émilion.

©Richard Nourry
©Richard Nourry

Patrimonio natural y cultural

Saint-Émilion es el primer paisaje vinícola en funcionamiento que figura en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y es también una ciudad medieval impregnada de historia. Las visitas guiadas permiten descubrir la Cueva del Ermitage, el refugio del monje Emilion, o la Iglesia Monolítica, el edificio religioso subterráneo más vasto de Europa, una puerta al mundo misterioso y lúgubre de las catacumbas, excavadas en la roca antes del año 1000.  

Coronada por un campanario de 68 metros, la iglesia domina la ciudad y ofrece una vista espectacular de los viñedos y del valle de la Dordoña. Pero es en la cima de otro mirador histórico, la Tour du Roy, la única torre románica todavía intacta en la Gironda, que la Jurade de Saint-Émilion proclama el Juicio del Vino Nuevo, en junio, y del Pregón de las Vendimias, en septiembre.

©Loïc Graniczny
©Loïc Graniczny

Obras maestras contemporáneas 

Los châteaux La Dominique y Faugères esbozan la renovación arquitectónica del viñedo, con edificios contemporáneos perfectamente integrados en el paisaje. En el Château Faugères, el monumental y futurista almacén de vinos diseñado por Mario Botta juega con la luz para convertirse en una verdadera catedral contemporánea del vino. En un estilo diferente, el Château La Dominique ha confiado a Jean Nouvel la creación de una bodega de 600 m² de líneas puras. Encima de la suntuosa y polifacética sala de tinas rojas se encuentra el restaurante de la propiedad, con una terraza panorámica donde se puede almorzar mientras se disfruta de una vista de 180° de los viñedos de Saint-Émilion y Pomerol. 

©Patrick Cronenberger_CIVB
©Patrick Cronenberger_CIVB

 

Ver màs