Acheter visitas, excursiones, citypass,...
Philippe Labeguerie
© Philippe Labeguerie

Un día en Burdeos

Puerta de entrada de los viñedos de la Gironda, abierta de par en par a las 1001 maravillas del terruño y del patrimonio del departamento, Burdeos y su Cité du Vin brillan en el escaparate del turismo enológico internacional.  

Un "efecto Cité" en Burdeos

El término "efecto Guggenheim" se refiere a la explosión cultural que despertó a Bilbao de su letargo en 1998 y que desde entonces ha atraído a 25 millones de visitantes, revolucionando la forma en que se piensa la arquitectura urbana y el turismo. En Burdeos ya se puede hablar de un "efecto Cité" comparable al modelo vasco, tanto que el impulso dado a la ciudad por la inauguración de su Cité du Vin en 2016 le ha permitido despegar hacia un nuevo destino. La majestuosa torre dorada a orillas del río Garona ofrece a los visitantes de todo el mundo un viaje lúdico y sensorial a la cultura, la historia y las civilizaciones del vino. El recorrido museográfico serpentea alrededor de una nave de 3000 m² y termina con una degustación a una altura de 35 m, en una plataforma panorámica con vistas a la ciudad a 360°. De cuento de hadas e imperdible.   

©Teddy Verneuil
©Teddy Verneuil

El vino en la ciudad

Durante mucho tiempo apodada "la bella durmiente", la capital de la región de la Nueva Aquitania ha podido cambiar su imagen de ciudad austera por un estilo más despreocupado que atrae a los viajeros epicúreos. Surfeando sobre su nueva notoriedad, Bordeaux fête le vin, organizada en los años pares en junio en los muelles, permite a los productores de Burdeos encontrarse con los consumidores urbanos.

Vincent Bengold
©Vincent Bengold

Más íntimos, los numerosos locales de vino de la ciudad, como el CIVB, forman una ruta de enoturismo dedicada a la cata de vinos: la Urban Wine Trail, una verdadera ruta del vino en el corazón de la ciudad, recopila una selección de direcciones que ofrecen maridajes de comida y vino inspirados en la gastronomía del Suroeste.

La piedra y la vid

Listado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo el título de "conjunto urbano excepcional", Burdeos y sus monumentos son una invitación al paseo y a la contemplación. En cada esquina, un descubrimiento: el "Espejo de Agua" y la fachada neoclásica de la place de la Bourse, el Gran Teatro, los viejos barrios de Saint-Pierre y Saint-Michel, el mercado de los Capuchinos o de los Chartrons, la Porte Cailhau... Según el clima, podrás disfrutar de los suntuosos parques y jardines de la ciudad, o visitar un museo: arte contemporáneo en el CAPC, historia marítima en el MMM (Musée Mer Marine), patrimonio regional en el Musée d'Aquitaine...

Combinando tradición y modernidad, el Château Les Carmes Haut-Brion (Pessac-Léognan) es también un monumento de Burdeos. Aunque una docena de fincas vinícolas se pueden visitar a pocos minutos en coche del centro de la ciudad, es el único productor que tiene una dirección intramuros, accesible por tranvía. Dentro de la ciudad, que sirve como su alcoba, este viñedo urbano de 5 hectáreas, rodeado por un parque de árboles centenarios, es impresionante con su almacén de metal contemporáneo firmado por el diseñador Philippe Starck. En Burdeos, el "Efecto Cité" acaba de empezar.  

©Teddy Verneuil
©Teddy Verneuil

 

Ver màs