Acheter visitas, excursiones, citypass,...
Mathieu Anglada
© Mathieu Anglada

Un día en Graves y Sauternes

Es en Graves, al sur de la ciudad, donde se plantaron las primeras vides de Burdeos hace más de 2000 años. Fieles a su propia leyenda, los terruños de origen de los grandes vinos de Burdeos cuentan la historia de su largo viaje iniciático a las más altas cumbres de la enología mundial.

Graves y Sauternes, un territorio "milagroso"

Encerrado en la grava, la zona geográfica de la appellation d'origine contrôlée de Sauternes está atravesada por el Ciron, un pequeño río con poderes mágicos que nace en las Landas y desemboca en el Garona, aguas arriba de Burdeos. Hermosas caminatas, excursiones en bicicleta de montaña o en canoa marcan su ruta de 100 km. Bajo el follaje del bosque/galería, el agua permanece fresca y protegida del sol, favoreciendo la formación de nieblas matinales en otoño, que depositan en las uvas un hongo microscópico, Botrytis Cinerea, o "podredumbre noble". Este fenómeno natural aumenta el contenido de azúcar de la fruta y le da a los Sauternes, los vinos blancos dulces más famosos del mundo, su milagrosa dulzura.

Mathieu Anglada
©Mathieu Anglada

Los terruños de arte contemporáneo

La zona de Graves y Sauternes permite conocer la riqueza y diversidad de la oferta enoturística de las rutas del vino de Burdeos. Desde los ilustres Grands Crus Classés, como el Château d'Yquem, hasta las pequeñas fincas familiares, los viticultores locales recurren a degustaciones insólitas, visitas interactivas, talleres originales o mediaciones culturales para romper los códigos tradicionales del vino y hacer accesible su trabajo al mayor número de personas. En el Château Smith Haut-Lafitte, se puede descubrir la tonelería, pasear "Tras las huellas de un viticultor" o en el Bosque de los Sentidos, un recorrido de Land' Art de 10 hectáreas donde destacan las creaciones de los artistas bordeleses, que está disponible en un taller de degustación: “Tierra de vino y arte”. El mismo enfoque puede verse en el Jardin Millésimé del Château Larrivet Haut-Brion (Pessac-Léognan), que ofrece una escenografía vegetal de 4.000 m2 que rinde homenaje al arte de la mezcla y al trabajo parcela por parcela que es esencial para la producción de los tintos Graves y Sauternes.

Vincent Bengold
©Vincent Bengold

Vinoterapia, gastronomía y castillos

Los “châteaux clémentins”, (construidos por la familia del papa gascón Clemente V) rodeados de viñedos, pueden ser visitados en familia: Villandraut, Roquetaillade, Budos, Duras, Hamel. Los amantes de la gastronomía encontrarán su felicidad en esta región con excelentes restaurantes, como los dos restaurantes de Les Sources de Caudalie, en Martillac: La Table du Lavoir y su cocina "bistro" y La Grand'Vigne del chef Nicolas Masse (2*). Templo de la vinoterapia, con su balneario, su palacio 5* y su bar de vinos, el establecimiento resume en una lujosa síntesis la vocación epicúrea de la ruta del vino en Graves y Sauternes.

©Philippe Labeguerie
©Philippe Labeguerie


 

Ver màs